Las Dietas

Las Dietas

¿Cuál es tu dieta?

Todos los años por esta época las revistas se llenan de dietas, de recetas mágicas, las de las famosas, las de las calorías, las de las proteínas etc etc etc….., y todos los años lo mismo “la operación bikini”.

No hay dietas milagro, hay dietas duras, medias y blandas, cada cuerpo tiene un metabolismo distinto y cada uno adelgaza de una forma y en un tiempo diferente a los demás. Yo he probado varias dietas, mejores y peores, en las que se adelgazaba, más rápido, más lento, pasando más o menos hambre y después de pasar por varias he llegado a varias conclusiones:

– Las dietas mejores son las que se adelgazan poco a poco, porque si se tarda en adelgazar también se tarda en recuperar.

– No hay que mirar exclusivamente los kilos que se adelgazan, hay que medir los centímetros que bajamos, porque los pesos tiene “pesos memoria”, que son pesos donde hemos estado mucho tiempo, por eso a veces nos estacamos en un peso, pero nuestro volumen va bajando, que al final es lo que importa.

– Es muy importante el ejercicio físico, como pasear intentando pillar al que tenemos delante. Cualquier ejercicio es bueno, siempre que lo adecuemos a nuestra edad y forma física.– Para adelgazar el beber agua es muy importante y yo diría que casi imprescindible, porque en muchos casos el problema es la retención de líquidos. Lo mejor es comenzar el día con buen vaso de agua tibia (500ml) con unas gotitas de limón, es muy bueno y además nos sacia. A lo largo del día y sobre todo antes de cada comida un buen vaso de agua nos va a ayudar. Se recomienda unos 2 litros al día.

– Respecto a las grasas, es uno de los primeros factores que hay que intentar reducir al máximo, hay que buscar productos alternativos, como cambiar el pollo por el pavo etc., cuanto más reduzcamos el aceite para la elaboración de las comidas, mucho mejor. Además ahora ya tenemos muchos artilugios en el mercado que nos ayudan a cocinar prácticamente sin aceite.

– El azúcar es uno de los alimentos que tenemos que eliminar, para ello tenemos que buscarle sustitutos, como los edulcorantes artificiales como puede ser la sacarina en comprimidos, líquida o granulada, el Aspartamo, o los edulcorantes naturales como pueden ser Stevia o el Sirope de Ágave.- Pero tampoco debemos renunciar a los caprichos, hay que darse por lo menos uno al día, pero uno controlado, eso nos quitará la ansiedad y nos ayudará a llevar mejor la jornada, tanto si es dulce como salado, una galleta, un vaso de vino…

– Reducir las raciones, comer un poquito menos.

– Aumentar la inhesta de verduras, de primero, de acompañamiento, en puré, al vapor, a la plancha, verdura, verdura y más verdura. En todas las comidas y cenas siempre algo de verduras.- Las frutas, tampoco renunciar a ellas, no renunciar a ninguna, siempre que sea con moderación, 3 piezas al día.

– Y sobre todo no nos olvidemos de las 5 comidas al día, pues cada vez que comemos ponemos a funcionar nuestro organismo y ayuda a quemar más calorías. Lo ideal para las horas entre comidas, son las frutas, los yogures, las tortitas de arroz y sobre todo los batidos de frutas y verduras que nos sacian y nos ayudan a llegar hasta la la hora de la comida o la cena sin ansiedad.

Hay que comer de todo sin renunciar a nada, reduciendo lo que más nos engorda y aumentando aquello que nos sacia y no nos engorda, pero hay que comer, aprender a comer comiendo de todo es lo importante, pues así no nos aburriremos y poco a poco iremos dejando atrás aquellos kilos que nos sobra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *