Libros

Libros

Nos vamos de Safari!!!

Si de algo aprendemos en la vida suele ser de los relatos de personajes que dejan huella de alguna manera, nos enseñan sus vidas para que nos sirvan de ejemplo o no.

Casa de los Barones Von Blixen-Finecke en KeniaHace poco ha salido a la venta otro libro localizado en África.Memorias de Africa Continente donde se han desarrollado grandes historias, una de ellas la cual posteriormente sería llevada al cine es Memorias de África, un libro que narra las memorias de Isak Dinesen, seudónimo de la escritora y baronesa danesa Karen Von Blixen-Fineckea. En él relata el período de diecisiete años que Blixen pasó en su hogar en Kenia, perteneciente por aquel entonces al África Oriental Británica. En este libro relata la vida de Blixen en su plantación de café, como así mismo es un tributo a ciertas personas que causaron impresión durante su vida. El libro es también una vívida fotografía de la vida colonial en África durante el mandato del Imperio británico.

Memorias de Africa

Karen Dinesen se mudó  a finales de 1913, a los 28 años de edad, para casarse con su primo segundo, el Barón Bror von Blixen-Finecke. El joven Barón y la Baronesa compraron un establecimiento agrícola en las colinas de Ngong al suroeste de Nairobi, donde desarrollaron una plantación de café. En 1921 se separaron, y ella sola se encargó de la administración del campo, era muy independiente y capaz, amaba la tierra y gustaba de sus trabajadores nativos. Pero el clima y las condiciones del terreno de su campo lamentablemente no eran las ideales para cultivar café y al final tuvo que vender la plantación y regresar a Dinamarca, donde retomó su faceta literaria y escribió entre otros “Out of Africa” publicado en 1937.

Gorilas en la niebla

Otro de los grandes relatos que tiene África como escenario es Gorilas en la Niebla, escrita por Dian Fossey zoóloga estadounidense, nacida en el 1932 y reconocida por su labor científica y conservacionista con los gorilas. Fossey viajó a África en 1963, donde observó y estudió a los gorilas de las montañas en su hábitat natural, estuvo en Ziare y en Ruanda, donde su meticulosa observación de los gorilas le permitieron comprender e imitar su comportamiento, ganando paulatinamente la aceptación de varios grupos. Aprendió a reconocer las características únicas de cada individuo, llegando a tener con ellos una relación de confianza y afecto. Karisoke, su lugar de estudio, se convirtió en centro internacional de investigación sobre los gorilas, donde funda el Centro de Investigación de Karisoke en 1967 y ya en 1974 recibe el título de doctora en Zoología por la Universidad de Cambridge.

Gorilas en la nieblaEn 1983 publica Gorilas en la niebla, libro que expone sus observaciones y su relación con los gorilas en todos sus años de estudios de campo. Además del estudio de los gorilas, también se enfrentó y combatió a los cazadores furtivos de los gorilas, su trabajo le llevó a gran parte de la recuperación de la población de gorilas y a la desmitificación de su comportamiento violento. Muere en extrañas circunstancias en 1985, la encontraron en su dormitorio de su cabaña en la montaña de Virunga, Ruanda con todos sus objetos de valor.

La última entrada en su diario decía:

Cuando te das cuenta del valor de la vida, uno se preocupa menos por discutir sobre el pasado, y se concentra más en la conservación para el futuro.

Lisa Lovatt-Smith en Ghana

Ahora nos llega otra historia emotiva, donde los protagonistas no son las tierras o los animales sino el ser humano, más concretamente los niños. Mañana quién sabe es la historia de Lisa Lovatt-Smith, nacida en 1967, una madre atrapada por la adolescencia rebelde de su hija Sabrina que decidió hacer las maletas e irse a África buscando un cambio de aires. Era un viaje de verano para abrir los ojos a esa joven que no encontraba su lugar y se había dejado arrastrar por las malas compañías. Unas semanas como voluntarias para aprender a apreciar los privilegios del mundo occidental y después vuelta a la rutina.

Para Lisa esa rutina pasaba por organizar los desfiles de Karl Lagerfeld, comprar en las mejores boutiques de París, sesiones de fotos con Mario Testino, o tomar café con alguna top model. Como editora de la revista Vogue -en Londres, París y Madrid-, revista a la que llega con 18 años tras ganar un concurso de redacción, el glamour arropaba su día a día. Hasta que pisó Ghana.

Lisa Lovatt-Smith con su familia en Ghana

Aquel proyecto solidario de 2002 se convirtió en una experiencia vital que ahora ha querido contar en este libro, Mañana quién sabe (Ed. Turner).

Cuenta en el libro que aterrizó en Acra con su bolso de Chanel al hombro y unas alpargatas de cuña. Donde al principio sintió miedo, inseguridad, y muchas preguntas. Pretendían echar una mano en un orfanato de Ghana, pero la miseria, la corrupción y el sufrimiento que allí vieron revolvió hasta tal punto a Lisa que dio un portazo a su pasado, vendió su casa y delegó sus negocios, para buscar un futuro algo mejor para esos niños olvidados. Dice Lisa que “El corazón humano es igual aquí que en cualquier lugar”, además cuenta que “Cuando llegué moría gente cada día. Hoy llevamos cuatro años sin perder a nadie”. Como presidenta de OÁfrica, una ONG dedicada a encontrar familias a pequeños que han sido abandonados, se deja la piel. Lovatt-Smith cuenta su descubrimiento progresivo de las verdades y las mentiras en el mundo de la cooperación, el complicado proceso de fundar y sostener una ONG, o el enfrentamiento con los “amigos” que consideran su aventura africana un capricho. Tienen 450 niños en los programas y otros 350 que ya les han dejado. También su otra familia ha crecido. Ha adoptado cuatro hijos más y colaborar en su proyecto.

Lisa Lovatt-Smith en Ghana

Española de nacimiento, italiana de corazón e inglesa de sangre, en Ghana ha encontrado su ‘realidad’. Ha aprendido a vivir con lo justo: “Ahora no hay elección. Hay una mantequilla, una leche…”. De su etapa rodeada de lujos, mantiene, eso sí, a muchos de los amigos, que han apoyado su proyecto y han contribuido desde muchos frentes.

Y aunque para ella su historia habla solo de los niños, el lector la recordará como un poderoso relato sobre la capacidad que todos tenemos de cambiar el mundo.

One thought on “Libros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *