Album de fotos

Album de fotos

Click!

Antes cuando íbamos con la cámara hacíamos fotos de aquello que nos interesaba, intentábamos hacer el mejor encuadre y a veces nos salía y otras no.

Teníamos la ilusión de llegar a la tienda de revelados para dejar nuestro carrete, que luego nos devolvería esos momentos que habíamos intentado plasmar en aquellas fotografías.

Recuerdo los nervios cuando abríamos el sobre normalmente de Kodak y comenzábamos a ver las fotos, nos reíamos, nos asombrábamos, era muy emocionante.

Ahora esto ya no ocurre, es verdad que con las cámaras digitales conseguimos mejores fotos, pero todas más calculadas, más preparadas, hacemos 10 de una misma situación para luego quedarnos con una.

En algunos casos nos suele ser muy útil, pero en otros como en casi todo las nuevas tecnologías nos hacen perder parte de nuestra esencia, la emoción y sobre todo el poder hacer aquellos álbumes que llenaban nuestras casas, con un montón de fotos, y que de vez en cuando, cuando nos ponemos un poco nostálgicos cogemos para rememorar aquellos momentos.

El problema que tenemos ahora es que todas esas fotos, creo que la mayoría se nos queda en la tarjeta de la memoria, el ordenador, iPad, en la nube…, y en los mejores de los casos en un USB que esperemos no se pierda o lo utilicen para otra cosa.

Creo que hay que unir las antiguas costumbres con las nuevas tecnologías, yo he descubierto hace tiempo los Albumes Digitales, me parece que es un gran descubrimiento porque en ellos podemos hacer de unas vacaciones o de un acontecimiento un álbum que siempre va a perdurar y nadie va a poder “borrar”.

Se puede hacer de millones de cosas, se pueden hacer sobre un viaje especial e ir poniendo notas de cada lugar, monumento, restaurante…, se puede hacer de un acontecimiento familiar un bautizo, una graduación…., se puede hacer de una vida, recoger en un álbum aquellas fotos que nos han marcado en nuestras vidas y plasmarlas en él, de la vida de nuestros hijos donde vemos la evolución desde que eran pequeños hasta el momento y hay muchos más motivos para volver a hacer los álbumes de antaño pero con distinta calidad.

Y sobre todo poder cogerlo de la estantería y verlo todas las veces que queramos sin tener que depender de aparatos electrónicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *