Educar

Educar

Donde está el manual??? Educar es una de las cosas más complicadas que tenemos que hacer en nuestras vidas, porque aunque tenemos un montón de libros que nos dicen como y de qué manera, primero uno no tiene todo el tiempo como para leerse todos los manuales y segundo no todos sirven igual para nuestros hijos, que son únicos.

Lo primero que tenemos que entender es que en este momento estamos en una sociedad donde no se nos deja educar a los niños, pues cuando unos padres ven sufrir a su hijo o intuye que va a sufrir ya le estamos quitando la libertad de actuar para que no sufran, no podemos negarles esa libertad para actuar porque no sufran, porque además del sufrimiento siempre se aprende en positivo, hay que dejarles sufrir.Educar es muy difícil y a veces nos dejamos llevar por las corrientes, por el qué dirán, pero lo que les estamos enseñando no es bueno, les estamos enseñando a ser cobardes, aunque uno vaya contracorriente si cree que eso no es bueno para su hijo hay que decirles que no, aunque sea el único que no tenga móvil en su clase, porque sino no les enseñaremos la importancia del decir que NO, y al igual que nosotros no nos atrevemos, harán “cosas” por cobardía.También es importante enseñarles que en el camino que vamos aprendiendo, como nosotros con la educación de nuestros hijos, lo importante no es el fin, lo que llegue a ser en el futuro, el hacer una cosa para conseguir un fin, un buen hijo, un buen trabajo…, lo importante es el camino como lo vamos construyendo, como paso a paso vamos aprendiendo de todas esas cosas importantes del día a día y si conseguimos la meta mucho mejor, pero sino no pasa nada pues el camino lo hemos caminado bien, que luchemos por ser felices, sin que nos lleve la corriente. Y a veces no pasa por renunciar al éxito.

Los padres somos el ejemplo de nuestros hijos por eso debemos evitar en nuestras vidas las quejas, el comentar todo el día nuestras preocupaciones (aunque muchas veces las tengamos en el trabajo…), hay que intentar hacer las cosas a la primera para que ellos vean el modelo que tiene que seguir y vean que las cosas SI se pueden hacer a la primera, no hay que lamentarse todo el día, ni ser víctimas de nuestros fracasos, evitar los enfados delante de nuestros hijos y sobre todo no a las tristezas. Con nuestros hijos debemos tener una actitud positiva, porque no podemos perder el tiempo en todos nuestras penas sino que necesitamos esa energía para poder ser Padres!!!.

Si aceptamos una actitud de enfado nos estamos equivocando en nuestro hacer, si lo que pretendemos educando a nuestros hijos es que sean buenas personas, hay que tratarlas como si ya lo son. Hay que mostrarles que la belleza interior es tener paz y alegría.

Por eso utilizamos la psicología positiva, cuando uno hace algo mal no hay que ir a por ello, primero hay que intentar la parte buena y positiva de la persona, y luego si ir a lo que ha hecho mal.

Una regla de oro y que no falla nunca en la educación de los hijos es que los padres demuestren, se viva el amor por ellos, por sus hijos y por los demás, no pasa nada por equivocarnos a la hora de educar, pues una forma muy bonita de educar es enseñándoles a tus hijos que cuando alguien se equivoca aunque sea papá o mamá se puede pedir perdón, y verán la importancia del significado de la palabra perdón.

 

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *