Cuestión de Carácter

Cuestión de Carácter

Ya hace tiempo me he dado cuenta que a las personas nos cuesta entonar el “mea culpa”, pues creo que va siendo hora de que hagamos un pequeño examen de cómo puede ser la realidad de verdad y cómo es “nuestra” realidad.

Cada uno es diferente, tenemos nuestro carácter unos más fáciles otros más difíciles, unos son llevaderos y otros no, pero hay que pensar que todos somos diferentes y que ahí reside la riqueza, que cada uno aporta algo diferente en este mundo.

Pero lo que no podemos hacer es dejarnos llevar por nuestro carácter, si buscamos la palabra “Carácter” en el diccionario encontramos:

  1. m. Conjunto de cualidades psíquicas y afectivas que condicionan la conducta de cada individuo o de un pueblo:
    carácter hispano.
  2. Condición, índole, naturaleza de algo o alguien que lo distingue de los demás:
    reunión de carácter privado.
  3. Firmeza, energía, genio:
    es una mujer de carácter.
  4. Señal espiritual que queda en una persona como efecto de un conocimiento o experiencia importantes:
    la docencia imprime carácter.
  5. Letra o signo de escritura. Más en pl.:
    caracteres cirílicos.
  6. inform. Cada uno de los signos, dígitos o letras en que se subdivide una palabra o un registro de ordenador.
    ♦ pl. caracteres.

Leyendo estos significados uno puede decir cuando nos dejamos llevar por nuestro carácter es que “yo soy así”o “así es mi carácter”, pero no.

Al igual que tenemos unas cualidades físicas que podemos ir modificando a través del ejercicio, el entrenamiento…, también las cualidades psíquicas se pueden entrenar, nosotros somos así, pero tenemos que ser capaces de apaciguar nuestro carácter, debemos de responsabilizarnos de nuestro carácter, debemos hacer examen donde está la culpa de nuestro carácter o donde está la culpa nuestra por dejarnos llevar por nuestro carácter.

Hay que entender a las personas, sus caracteres, pero también hay que saber agradar a las personas y modificar o doblegar nuestro carácter en pro de una buena convivencia.

Muchas veces vemos esa falta de carácter en personas que todavía no han sufrido golpes en la vida que les han hecho vivir esa experiencia del dolor, de pasarlo mal, y creemos que son personas que no tiene carácter, pero no es eso es que todavía no lo han pasado mal, y a ellos también hay que enseñarles la fortaleza del carácter.

Por eso cuando pasamos por un mal momento o una mala fase, tenemos que pensar que con la fortaleza de carácter que tiene cada uno se puede salir de esos baches, de los cuales uno sale más reforzado y con el carácter más firmen y energía.

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *