Motivar

Motivar

Los padres debemos de ser los Coach de nuestros hijos, o mejor dicho los padres debemos de ser padres de nuestros hijos, y como tales tenemos que motivarles en sus tareas, para que no decaigan, para que puedan ser fuertes ante las adversidades.

3afb3eea12aea22e1b3844f49ea18365Los hijos cuando son pequeños se les da todo, sólo con hacer un ruidito ya sabemos si quiere dormir, si quiere comer, si tiene frío…, siguen creciendo y sobre todo nosotras “madres protectoras”, se lo damos todo antes de que lo pidan, porque como ya conocemos a nuestros hijos, sus gustos, sus manías, como hay que cortarle la carne, que marca de tomate frito le gusta…, siempre nos adelantamos.

Para que sirve todo este trabajo nuestro, pues en verdad para poco, los hijos tienen el “derecho” de poder elegir, de poder triunfar y de poder perder, nuestra labor no es darles inmediatamente “eso” que necesitan. Si llegan a casa y no se saben que hay de deberes, bien que una vez le ayudes a conseguirlos, pero que no sea lo habitual, porque si él se ha olvidado, él tendrá las consecuencias, tanto si son positivas o si son negativas, es una acción suya, no de su madre. La sobre protección no les ayuda a crecer.

CoachingSolutions1

Tiene que crecer para poder crecer en autoestima que es lo importante, tienen que tener una buena autoestima, y eso se consigue con prueba/error, prueba/éxito, si somos nosotras las que solucionamos el problema, el niño nunca podrá saber como se resuelve, no sabrá enfrentarse a los problemas él sólo.

Portrait of a cute little boy sitting in library before books. Isolated over white background.No podemos esperar a oír de nuestros hijos (incluso de los mayores), “no valgo”, porque eso es muy cómodo de decir, el no me sale, no nos sale una al derechas. Porque primero no es verdad, es un pesimismo que demuestra comodidad (es más fácil si digo que no me sale y así me lo solucionan los demás). Porque todo el mundo hace cosas bien y cosas mal. Nos tenemos que llenar de alegría y de esperanza con las cosas que nos salen bien, y enfrentarse, sin desaliento, a las segundas, poder reintentar, cambiar y poco a poco saldrán.coaching-infantil

Todos tenemos una serie de virtudes por las que debemos estar agradecidos, y no todos tenemos la misma, porque un hijo nuestro juegue al tenis ya no va a ser Nadal, será todo lo que él pueda.

shutterstock_139158794Pero hay que tener en cuenta que el triunfo depende de nosotros, de nuestra fortaleza y del empuje, si eso se lo transmitimos a nuestros hijos y a las personas de nuestro alrededor que a veces están un poco alicaídas, el optimismo de poder enfrentarse a las cosas nos llevarán seguro a la Victoria, no seremos Nadal pero habremos jugado bien e incluso algún partido ganado.

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *