Televisión

Televisión

b99b7146ccdfac515aa2b1e00caaf737Por qué preguntarse si sí o si no a la televisión. Porque hay que ver como afecta la televisión en cada hogar, en cada casa o en cada persona.

Me gusta la televisión y veo televisión, pero ya hace tiempo que ha pasado a un segundo plano, aunque a veces pueda más ella que yo.

Cuando uno está “enganchado” a la televisión, se pierde muchas cosas, en primer lugar porque pasa a ser la  voz de la casa, muchas veces se enciende o se deja encendida aunque no se esté viendo, y ese es el sonido de la casa, que horror sería tener de sonido de tu casa uno de esos programas donde más que hablar gritan o programas o series donde sus diálogos están muy lejos de entretener.

Que el ruido o el sonido de nuestro hogar, sea el nuestro, el de nuestras voces hablándonos los unos a los otros, opinando, contándonos. Qué no nos gane la batalla la televisión, que no deja de ser un electrodoméstico de mayor o menor tamaño.

0eb053ceec872a4c453d60033927ce93Sería bonito hacer como en las ciudades, el día sin coche, el día sin televisión, aprenderemos mucho los unos de los otros, y haríamos todas aquellas cosas que no hacemos porque nos tenemos que poner en el salón o donde tengamos la televisión, para ver la serie de turno.

Y por favor no esperemos a los descansos para contarnos eso que teníamos que contar, porque al final se nos olvida y ya no lo contamos.

Cuando la televisión gana la batalla, se pierde un hogar, se pierde una familia, porque cuando no puedes prescindir de ver la televisión, donde mandas callar a algún miembro de tu familia, porque no oyes “eso” que están diciendo en la televisión, alguien que en la mayoría de los casos, no es pariente tuyo, y menos un hijo, un padre o madre al que has mandado callar, es cuando se pierde. Es cuando se pierde el diálogo entre las personas y es cuando se pierde poco a poco el contacto.

Family eating dinnerNo se puede hacer las comidas con la televisión encendida, aunque sólo sea de soniquete, a los que se nos tiene que oír es a nosotros no es al telediario, y no te preocupes, que cuando pase alguna cosa te vas a enterar, que por información que no quede, estamos en tantos chats, estamos tan enchufados a la información que no se nos va a pasar la noticia. Porque una comida es para disfrutarla en familia, contarnos nuestras cosas, nuestros problemas, nuestras alegrías, para comunicarnos entre nosotros, no para que “nos” comuniquen otros.

Apaguemos la televisión y enseñemos a nuestros hijos, a nuestros amigos…, que es un momento placentero, el de poder oír música, el de leer, el de trabajar, cocinar, estudiar…. Y no dependemos de la televisión.

TV Time --- Image by © Simon Marcus/CorbisPero no todo es malo en la televisión ni mucho menos, ya os decía que a mi me gustaba la televisión, la televisión como todo si se sabe utilizar, y se utiliza con moderación, sin abusos, está muy bien.

Cuando por la noche todos nos sentamos a ver una película, cuando nos retransmiten algún acontecimiento importante al que no podemos acudir, siempre hay momentos para cada cosa, y el ocio y en este caso la televisión tiene el suyo.

Pero por favor no riñamos por el mando, por el canal, por el partido, por la serie, no mandemos callar porque el gracioso de la serie ha contado un chiste y no lo hemos oído, o cuando Matías Prats da una noticia y no llegamos a oírla entera, porque no te preocupes que por Internet todo se puede volver a ver, y la noticia si es de nivel mundial la repiten hasta la saciedad. Y los momentos con las personas que nos rodean son únicos esos no los volveremos a ver en Internet.

b832dacf6909f0f9588ffe9552f1b36c

 

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *