La Clase, esencia y educación

La Clase, esencia y educación

“No es la apariencia, es la esencia. No es el dinero, es la educación. No es la ropa, es la clase”.
Coco Chanel | diseñadora

Después de leer esta frase de Coco Chanel, creo que todo lo que yo escriba aquí está de más. Pero como una se dedica a esto, ahí va mi parrafada y lo que opino sobre este tema.

La Clase

Hay algo en lo que no estoy del todo de acuerdo, y es que la apariencia no importa, creo que si importa, no en el sentido que tenemos que ir “elegantemente” vestidos, pero si creo que hay que ir bien vestidos, y de acuerdo con el momento, porque aunque lo más importante es la esencia que tenemos, nuestra persona, la personalidad que tenemos, también hay que presentarse acorde a los demás.

Me encanta ver a gente sobre todo ya con una edad, que se arreglan, van bien vestidas, igual no a nuestro gusto, pero se nota que se han esmerado a la hora de vestirse y de arreglarse, y eso yo creo que aunque no las conozcamos ya dice algo de ellas, tienen que tener una buena esencia, porque igual les ha costado más que a nosotras, que somos más jóvenes, el ponerse bien el pelo, pintarse un poquito o ir bien lavada y planchada.

La Clase

Nosotras que somos más rapidillas y que el levantar los brazos no nos cuesta tanto, igual no le damos esa importancia a arreglarnos y a veces ese descuido hace que te presentes de forma un tanto desaliñada. Francamente no soy mucho de arreglarme, pero si la ocasión, aunque sea pequeñita lo merece, se hace el esfuerzo.

Cuando vas con unas amigas, a una cena o una comida, como crees que vas con las mismas ni te preocupas de tu apariencia, y está mal, porque también para ellas hay que arreglarse, porque es un motivo de reunión, una celebración de “nada”, pero una celebración de poder comer con las amigas y ya sólo eso merece que pongamos nuestro granito de arena.

La Clase

Con lo que estoy totalmente de acuerdo, es que no es el dinero, es la educación. Pero aquí yo últimamente veo un problema, y es que la educación “de toda la vida” se distorsiona bastante, a veces el de “toda la vida” son solo una generación, y con eso no basta si no sabes empaparte bien y de la educación adecuada. Por mucho dinero que se tenga, por mucha educación que recibas fuera, o te formes académicamente, como dice mi suegro se te acaba viendo el “pelo de la dehesa”.

Muchas veces vale más ser natural (que no ordinaria) y decir que no sabes, (qué es lo normal y lo que nos pasa a todos), que no ir de yo ya esto me lo sé, porque te puedes llevar muchos chascos. Lo bueno es que normalmente “esa” gente que si sabe, y que si tiene “educación”, también tiene la educación para callarse y no corregir, porque de sabiondos está el mundo hecho!!!.

La Clase

Y que no es la ropa, es la clase. Lo que uno ha vivido, ha visto, ha compartido…, en casa y a su alrededor, es lo que hace a la persona tener esa “clase”, en eso estamos todos de acuerdo, porque como dice el dicho “aunque la mona se vista de seda, mona se queda”. Y muchas veces ocurre lo contrario que es el dinero lo que hace perder la clase que la persona podría tener.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *