Hombre rico, hombre pobre

Hombre rico, hombre pobre

Estos días en la prensa no paran de salir titulares a cerca de las palabras del Papa Francisco, a acerca de las ideologías políticas o las condiciones económicas de las personas. A mi me gustaría daros mi visión personal del asunto.

Por un lado creo que alguien como el Papa es “apolítico”, no puede ir con uno ni con otros por una sencilla razón, porque el Papa está con todos los hombres, buenos o malos, feos o guapos, ricos o pobres…, todos son personas y como tales el Papa las acepta y las quiere.

El otro día incluso sin haber saltado todavía estos temas en las redes me dieron una lección de pobreza bastante interesante, -había una persona muy pobre, que iba a comedores sociales y cuando le servían la comida sacaba una cuchara de peltre (no era de gran valor), la sacaba como si fuese un tesoro, comía con ella, la limpiaba cuidadosamente y la volvía a guardar-.Hombre rico, hombre pobre

Cuando nos preguntan si esta persona es pobre o rica, inmediatamente respondemos “pobre”, estamos equivocados, sí es pobre por no tener bienes materiales pero actúa como un rico, porque tiene apego a las cosas, aunque sólo sea a una cuchara de peltre.

El ser pobre o rico no depende de los bienes que tengamos, es absurdo decir que una persona que gana mucho dinero por su trabajo etc, tiene que desprenderse de todo, darlo a los menos favorecidos y quedarse sin nada. No, eso sería hacer demagogia, ser pobres no significa no “tener ningún bien”, sino significa que hace buen uso de esos bienes.

Hombre rico, hombre pobre

Los bienes que tenemos y sobre todo los que se consiguen gracias a nuestro esfuerzo (sin despreciar el azar, sobre todo en este momento que estamos en época de loterías, ojalá nos tocase a todos!!!), debemos saber disfrutarlos y sobre todo gestionarlos, una persona es rica cuando sabe disfrutar de lo que tiene, mucho o poco, y sobre todo cuando lo sabe gestionar.

El que tiene apego a sus bienes y no sabe disfrutar de ellos ese es al que se le llama “peiorativamente rico”, en cambio a una persona que sabe disfrutar de sus bienes, gestionarlos y lo que es más importante ponerlos al servicio de los demás ese es al que se le llama “pobre”.

Las cosas que conseguimos o las que nos vienen dadas, como las riquezas, o los dones que tenemos, están para ponerlos al servicio de los demás, eso es la pobreza, desprendimiento, y no regalar todo el dinero que tienes. Lo que hay que saber es administrar bien, sin tener apego a las cosas, saber utilizarlos para nuestro bienestar y para el bienestar de los demás.Hombre rico, hombre pobre

Pero no sólo hay ejemplos materiales, ni sólo somos ricos o pobres en temas materiales, para mi hay una riqueza y una pobreza aun mucho mayor, que son los dones que tenemos. Como tener una amiga que sabe cocinar muy bien y a la que siempre acudes cuando tienes una cena. Esa amiga te puede demostrar su riqueza o pobreza ayudándote o no y sobre todo sin recibir nada a cambio. Eso vale muchooooo más que si le hubieses pagado 100€ por cada receta, eso no tiene precio sobre todo (y siendo egoísta) por la satisfacción personal que da el haber ayudado a alguien.

Hay personas, amigas, parientes…, que saben gestionar muy bien, y cuando tenemos algún problema le pedimos ayuda, que saben coser bien y nos ayudan a coser un bajo que a nosotros se nos hace imposible, que saben bailar muy bien y que un día entretiene a un grupo de niñas y les enseña a amar el baile, que sabe jugar a paddel y que les da clases a niñas para que en vez de estar por “la calle” estén haciendo deporte…., hay tanta y tanta gente, por no decir TODOS, que tenemos algún talento, que debemos de mostrarlo a los demás.Hombre rico, hombre pobre

Una libro ó película que cuenta esto es “Cuento de Navidad” y en este momento donde ya tenemos lucecitas, adornos, dulces…, de Navidad es un buen momento para verla en familia, o incluso solo y reflexionar sobre el tema. No nos quedemos solo con lo material, vayamos más allá.

Hombre rico, hombre pobre

Esta entrada aunque no parezca ser de un blog Made in Spain, si tiene mucho que ver, porque hay muchos Made in Spain, que no tienen una marca registrada, pero que valen mucho.

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *